¿POR QUÉ DEBE CONTRATAR UN SISTEMA DE SERVICIO JURÍDICO PERMANENTE?

Nuestro objetivo es crear una relación entre vuestra empresa y nuestro estudio, procurando ser parte del proceso de vuestros negocios, ayudándolo a resolver con éxito las transacciones que usted realice y tratando de prevenir potenciales inconvenientes en el plano legal. Es decir, la principal premisa del servicio es la prevención, ya que en el ámbito legal, al igual que en la medicina, es mejor prevenir que curar. Es por ello que para que su empresa funcione bien, no solo debe contar con buenos clientes sino también, con buenos proveedores. Es ahí donde nuestro Estudio de Abogados le ofrece un excelente y amplio equipo en lo que respecta a servicios legales.

Su empresa podrá contar con la tranquilidad de tener siempre abogados capacitados para resolver su cuestión. También un menor costo comparado con lo que le demandaría tratar cada cuestión por cada caso en particular. Le permitirá conocer anticipadamente el abogado que llevará su caso. Contar con el apoyo de un soporte jurídico integral las 24 horas del día.

Recuerde que al tener un Asesoramiento jurídico pre-pago, usted podrá acceder a conversar periódicamente con un abogado, evacuar dudas y elaborar hasta los más insignificantes documentos. Un error en esta etapa por no realizar la consulta necesaria muchas veces sólo puede solucionarse en los Juzgados, en donde se deberá invertir mucho más tiempo y dinero que el que se hubiera erogado por la consulta preventiva. Con profesionales abogados que conozcan la empresa y estén dispuestos a escuchar, podrá así delegar procesos que no hacen a la actividad principal del empresario.

En síntesis: usted con el correr del tiempo podrá sopesar cuáles son las ventajas de estar abonado, por cuanto podrá apreciar las mismas en las resoluciones de conflictos, por ende en la reducción de sus costos y litigios en vuestra empresa. Podrá contar también con información vital en tiempo y forma acerca de los trabajos realizados y su evolución, además de un plan de reordenamiento laboral, que le permitirá detectar fallas que puede sufrir su empresa, todo ello con el fin de prevenir litigios y reclamos judiciales.